Nueve letras, Nueve Proyectos

#Africa #Ingeniería #ODS

¿Quiénes somos?

Somos un grupo de gente, un grupo de amigos, sin más, con una ex-alumna de la Escuela de Caminos como detonante, Belén, que tras una experiencia de cooperación en el Perú, supo recordarme en el momento justo la importancia de que por poco que hagamos, siempre será mucho para quien lo reciba.

En las navidades del 2013 nos pusimos en marcha para conseguir recursos para techar unas viviendas muy modestas en Requena (Loreto, Perú) a tres de las familias más desfavorecidas de la zona, mediante la venta de unos calendarios solidarios. Ella era Belén y allí es donde había estado cooperando.

Al año siguiente…

El destino llamó a mi puerta.  Belén me habló con brillo en los ojos de lo que había conseguido y de lo mucho que se podía hacer. No pude hacer otra cosa que sonreírme. ¡Tocado! Le hice una propuesta ilusionante a largo plazo llamada «Proyecto esperanza». Quería colaborar y ayudar al continente africano, en donde un  familiar mío, tía Aurora, había dedica toda su vida a ayudar a los demás.

Tenerla allí me ayudaba a hacerles llegar recursos de una forma directa y efectiva. Tras su muerte había perdido esa forma de seguir ayudando de forma directa a un continente que ella nos hizo amar por haber sido su vida.

¿En qué consiste el proyecto esperanza?

Consiste en reunir cada año el dinero suficiente para financiar un proyecto solidario en África. ¿Durante cuántos años? Tantos como tiene la palabra esperanza, nueve. Es decir, nueve letras, nueve años, nueve proyectos. Nos centramos en financiar infraestructuras básicas: pozos, canalizaciones, saneamientos, etc., pero también escuelas, salas de maternidad y cualquier forma de ayudar (que mil maneras hay).

Las cosas claras

Cada céntimo recogido va destinado exclusivamente al proyecto de ese año. A medida que va progresando el proyecto, vamos colgando fotos de su avance, para que la gente que ha colaborado pueda ver dónde ha ido a parar su dinero. Nos financiamos con aportaciones personales y actividades que vamos ideando todos los años.

Cada año nos vinculamos a una ONG distinta, analizamos sus proyectos concretos y elegimos uno que entendemos que encaja en nuestro proyecto. Desde ese momento nos tiramos de cabeza y con el alma a tratar de hacerlo realidad.

En los renglones siguientes podéis ver los proyectos que ya son una realidad, porque el tiempo pasa y el año que viene será la letra «R» de este proyecto que nos hace ser un poco más felices. Tenéis toda la información que queráis en la web del proyecto ESPERANZA.

espeRanza – 2019

¡Ya son cinco los proyectos!

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Ámbito de actuación: Agua y salud
Periodo de ejecución del proyecto: 9 meses (enero-septiembre 2019)
Importe total presupuestado: 7.735 Euros
Importe total solicitado: 6.885 Euros

Objetivo

El objetivo principal del proyecto es mejorar las condiciones sanitarias en las que se brinda atención a más de 4.000 personas en el centro de salud de Zirai, mediante la construcción de un lavadero específico, que asegura que los usuarios del dispensario reciban un servicio más seguro y adecuado. Los materiales usados en el dispensario de salud estarán, en este caso, lavados en una instalación adecuada, con un punto de agua controlada, y bajo la supervisión del comité de salud comunitario existente.

Además, la construcción del lavadero junto a su sistema de tratamiento de agua permite eliminar el punto de contaminación en el río Zigi, contribuyendo así a prevenir las enfermedades de origen hídrico en las casi 10.000 personas que se abastecen del mismo en la zona de aguas abajo.

La actuación de construcción será complementada con la formación práctica del personal del comité de salud comunitaria del gobierno, adquiriendo, tanto hombres como mujeres, capacidades adecuadas para la operación y mantenimiento de los lavaderos y promocionar su uso.

El proyecto trabaja en la línea del alcance del Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda de 2030, establecida en 2015, en el que se pretende «garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos», y específicamente, la meta de mejorar la calidad del agua.

Información técnica

Lugar donde actualmente se realiza el lavado de ropa de cama y resto de accesorios para la atención a pacientes del dispensario de Zirai

El proyecto se llevará a cabo conjuntamente con el Gobierno del Distrito de Muheza (en adelante, Distrito de Muheza), con el rol de contraparte principal del mismo, y con el apoyo de ONGAWA-Tanzania, delegación de ONGAWA en el país, como entidad local co- ejecutora.

El Distrito de Muheza es la administración local constituida para la zona geográfica que lleva el mismo nombre. El Distrito tiene competencias descentralizadas en las áreas de educación, salud, agua y saneamiento, entre otras. El máximo órgano de gobierno es el Full Council (Consejo) en el que participa un representante de cada kata, del propio Distrito y del Ministerio. Además el Distrito tiene un director/presidente, denominado DED (de sus siglas en inglés de District Executive Director, Director Ejecutivo del Distrito), que dirige y coordina los distintos departamentos ejecutivos. En el caso de Muheza existen 12 departamentos (ver organigrama en anexo 3) y un total de 2.185 trabajadores.

El lavadero está compuesto por ocho módulos de 80×60 cm cada uno y con una separación de 20 cm entre módulos. La distribución de agua se hace mediante cuatro grifos y cada módulo dispone de un sistema de drenaje que dirige el agua a una tubería común de diámetro de 3″. Tal y como se señaló en el epígrafe 3.3., el diseño contempla que los materiales a utilizar sean de uso común y estén plenamente disponibles en en el lugar de intervención. Así, el lavadero se construye sobre una cimentación de concreto y está compuesto por cemento y hormigón armado con unos redondos de refuerzo de 10 mm de diámetro. 

La construcción de los lavaderos propuestos incluye una fosa de 19 m3 – indicada en el croquis como ‘Disposal tank (19 m3)’ – para recoger el efluente producido en las pilas. Esta fosa de decantación y drenaje constituye un tratamiento primario sencillo y efectivo que consigue la eliminación de sólidos en suspensión (flotantes y sedimentables), y la consiguiente reducción de la carga contaminante biodegradable asociada a parte de ellos.

En la fosa de decantación, también se producen reacciones de digestión que logran una reducción adicional de la DBO (demanda biológica de oxígeno) principal tipo de contaminación, junto a la microbiológica, de los efluentes que se pretenden tratar en el entorno de estos dispensarios.

La simplicidad y la robustez de la solución escogida facilitan su mantenimiento sin necesidad de apoyo externo de ningún tipo. Todos los materiales para una eventual reparación (ver presupuesto desglosado en epígrafe 6) son asequibles, de uso común en las comunidades y se encuentran disponibles en Muheza, capital del distrito. Tal reparación puede ser abordada sin dificultad contando con las capacidades técnicas existentes en las comunidades, y en caso necesario con el apoyo del departamento de agua del Distrito de Muheza.

espEranza – 2018

Nuestro proyecto va dando pequeños pasos, pequeños pero seguros. Y este año ya se ha decidido donde trataremos de poner nuestro granito de arena: la aldea de Sahoro, en Guinea. Como veis seguimos inmersos en ese continente maravillo que es África y en este caso hemos vuelto a nuestro orígenes, el agua. El proyecto será la Construcción de un pozo de agua en la aldea de Sahoro (Guinea) y creación de un huerto y vivero comunitario.

!Otro proyecto conseguido! Pues eso, después de lanzar los almanaques, la rifa del balón de fútbol firmado por los jugadores de la selección española (gracias a la implicación de la Cátedra Hidralia de la UGR)y con aportaciones y esfuerzos personales hemos conseguido la totalidad del presupuesto que nos habíamos comprometido con la ONG. Es más, nos queda un remanente para que no se nos olvide que el año que viene sería el proyecto «R» de nuestra para espeRanza.

El agua, ese bien tan preciado como excaso no debería ser nunca motivo de pobreza, de falta de oportunidades e incluso causa de muchas enfermedades por su mala calidad. Está presente como uno de los objetivos de desarrollo sostenible formulados por la ONU. El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este sueño.

Este año hemos hecho nuestro un proyecto del Instituto Jane Goodall España (IJGE) , el cual hace realidad muchos proyectos de cooperación al desarrollo y curiosamente, desde 2009, programas de conservación e investigación de chimpancés salvajes en Senegal y Guinea, así como proyectos de desarrollo sostenible y educación ambiental con la comunidad local. 

Sahoro es una pequeña aldea de 250 habitantes situada al norte de Guinea Conakry y adyacente a la región de Kedougou (Senegal), situada esta al sureste del país. Es un pueblo remoto situado en la falda de la cordillera del Fouta Jallon. Esta aldea carece de servicios de salud y educación y presenta una clara situación de pobreza severa crónica. 

En la aldea, casi todos los habitantes se dedican a la agricultura y la ganadería. Para estas dos actividades y para la vida en general es necesaria una fuente fiable de agua. La situación de Sahoro, entre la sabana arbustiva y la falda de las montañas, no facilita la presencia de agua.

Los accesos al agua de la aldea vienen condicionados por el tipo de clima de la región, caracterizado por tener dos estaciones bien diferenciadas. De octubre a abril el clima es muy seco, mientras que de mayo a septiembre las lluvias son constantes. Este tipo de clima hace que el acceso al agua varíe mucho de una estación a otra. 

Los únicos puntos de acceso que resultan accesibles económicamente para la población local son los pozos artesanales, pero estos se ven muy afectados por el problema estacional. Durante la época seca, de los 167 pozos contabilizados en toda la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo, solo 29 de ellos dan agua durante todo el año. Es decir que tan solo el 17,3% son funcionales en la época seca. Éste es el motivo de nuestra elección y que incluye dos actuaciones perfectamente diferenciadas cuyo presupuesto podéis ver en la figura adjunta:

Os animamos a que os unéis a este hermoso proyecto que mejorará sin lugar a dudas el día a día de todos los habitantes de Sahoro (Guinea) y que hará que este mundo en el que vivimos sea «un poquito» más justo.

¿Como lo vamos a tratar de financiar?

    • Pues como en otros años ya se hicieron unos calendarios que tuvieron muy buena acogida.
  • También, mediante la participación y mediación de la Cátedra Hidralia, se ha conseguido un balón de fútbol firmado por todos los jugadores de la selección Española. Se realizará una rifa y sorteo ante notario del que os tendremos debidamente informados.

  • Por último, mediante vuestra generosidad con aportaciones voluntarias a la cuenta Nº ES18 1465 0380 4617 2369 0424 y en la que el asunto podéis poner vuestro nombre seguido de espEranza 2018.

Muchas gracias a todos!!!!

esPeranza – 2017

Esta es quizás la más importante de las pestañas de este sitio web. Aunque pudiera parecer que excede el ámbito académico propio de un profesor de universidad, personalmente creo que no es así, incluso, es esencial para la formación de los futuros universitarios.

Me refiero a la implicación cierta y práctica en actividades que hagan de este mundo algo más justo, y por ende mejor. En mi caso personal y tras interesantísimas experiencias tanto familiares como académicas, he apostado por lo que hemos llegado a llamar el Proyecto Esperanza. Proyecto que comparto, entre otras personas, con Belén.

Belén es una antigua alumna de la Escuela de Caminos, que defendió un proyecto fin de carrera basado en la cooperación al desarrollo, apasionante, como fue su tiempo dedicado durante muchos meses a sacarlo adelante. Posteriormente siguió trabajando para conseguir un techo para dos familias que había conocido en el Perú. Para ello,  diseñó y vendió unos calendarios llenos de vivencias personales. Su forma de actuar, de ver las cosas y de querer cambiar aquello con lo que no estaba de acuerdo por injusto, dio sentido a la frase de E. Burke: Nadie comete mayor error que aquel que no hace nada ‘porque solo podría hacer un poco.

Ella no quiso cometer el error de no hacer nada y os aseguro que que lejos de poner solo un granito de arena ha conseguido sensibilizar a muchos de los miembros de nuestra comunidad universitaria.

Cada una de las letras de la palabra Esperanza se corresponderán con un proyecto concreto, de cooperación, ayuda y comprensión, centrado en alguna comunidad necesitada del continente africano. La P fué un dispensario en Madagascar que ya es una realidad.

Para seguir todo lo que significa este proyecto se ha desarrollado una página web en la que podrás seguir la evolución y los logros que poco a poco se van consiguiendo.

Página web del proyecto esPeranza

El proyecto de este año consiste en el desarrollo de una Sala de Maternidad y Atención al Parto
en Lamu (Kenia). Lo desarrollaremos en colaboración con la ONG Afrikable.

Resultado de imagen de afrikable

El proyecto Maternity Home está compuesto por tres fases. Durante la primera fase del proyecto, Afrikable ha estado formando y sensibilizando a las mujeres y parteras locales mediante talleres de formación y sensibilización en distintos temas relacionados con la salud de la mujer en general, salud durante el embarazo, VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, planificación familiar, derechos sexuales y reproductivos, parto seguro en casa, nutrición durante el embarazo, primero auxilios, etc.

La primera fase es transversal y de desarrollo continuo a lo largo de todo el Proyecto. Afrikable ya está trabajando en la puesta en marcha de la segunda fase: la construcción de una consulta de ginecología básica donde poder ofrecer asistencia ginecológica gratuita a unas 200 mujeres cada mes, así como revisiones rutinarias para la detección de ETS y otras enfermedades, seguimiento del embarazo, nutrición durante el embarazo y kits de nacimiento.

La tercera y última fase de la Maternity Home será la construcción de una sala de maternidad y atención al parto del Centro integral de salud sexual y reproductiva.

Ésta es una necesidad urgente en la isla, donde no existen servicios ginecológicos y donde la atención y asistencia al embarazo, al parto y al posparto don servicios deficitarios y de mala calidad, lo que provoca altas tasas de morbilidad y mortalidad materno-infantil. La mayoría de estas mujeres serían fácilmente evitables con una asistencia médica adecuada, siendo éste el objetivo general de la Maternity Home de Afrikable.