Acaban de publicar un artículo en el que se saca a la luz los resultados de un estudio de la Universidad de Princeton en USA y que concluye básicamente en que el tomar notas manuscritas permite mayor comprensión y memorización de la lección. Siendo un enamorado de las notas manuscritas os transcribo parte de las conclusiones de dicho estudio facilitadas por el diario El País:

“Nuestros descubrimientos sugieren que incluso cuando los portátiles se usan como se pretendía, y no para comprar cosas durante las clases, podrían estar afectando negativamente el desempeño académico”, señaló Pam Mueller, profesora de la Universidad de Princeton y principal autora del estudio. Cierto día, cuando era estudiante de posgrado, Mueller olvidó en casa su portátil y se vio obligada a utilizar el bloc. Para su sorpresa, se enteró mucho mejor. Y esto le llevó a emprender esta investigación.

Mueller y su equipo compararon grupos de estudiantes que tomaban notas en ordenador sin conexión frente a otros escribiendo a mano. Unos y otros respondieron de forma similar a las preguntas sobre datos concretos. Pero cuando se les interrogó por conceptos, los usuarios de portátil anduvieron menos atinados. En el siguiente estudio, los investigadores recomendaron a los alumnos con portátil que usasen sus propias palabras en lugar de transcribir literalmente la lección. Pero parece que cuando uno tiene un ordenador en sus manos, es imposible zafarse de esa tentación. Como señala el estudio, “las instrucciones para no tomar notas textuales fueron totalmente inefectivas”. Nuevamente, los alumnos con ordenador recordaban peor la lección que los compañeros que tomaban notas a mano.

Por otra parte, lo que resulta sorprendente en la era digital, el estudio muestra que disponer de apuntes tomados con el ordenador tampoco es ventajoso a la hora de estudiar. Este nuevo estudio ratifica investigaciones anteriores que ponen de manifiesto que, para el aprendizaje, la actividad de tomar notas es tan importante como el acto estudiar.